miércoles, 30 de marzo de 2011

Digestión, metabolismo y absorción de los carbohidratos.

Jiménez-Quintana Tania

Los carbohidratos de la dieta deben ser procesados para que todos sus nutrientes sean aprovechados en el organismo esto se da mediante la digestión de los glúcidos.

Digestión general de los carbohidratos: En la humanos esta degradación inicia en la boca, es aquí donde inicia la acción de una enzima presente en la saliva: la ptialina o amilasa salival, esta actúa sobre el almidón específicamente hidrolizando las amilo pectinas. La masticación es un proceso importante ya que provoca la ruptura mecánica de las partículas alimenticias y de esta manera se ve favorecida la acción de la saliva sobre los alimentos. (10) Una vez formado el bolo pasa al estomago donde sique la degradación de los alimentos hasta llegar al intestino, aquí actúan el jugo intestinal y pancreático así como la bilis. Estos dos últimos llegan al duodeno por diferentes vías pero llegan a un sitio en común. Las dextrinas y oligosacáridos que han quedado de la digestión salival son atacados por diferentes enzimas específicas para cada tipo de fragmento. Las dextrinas y la amilosa del almidón son cortadas por las enzimas amilasa pancreática, alfa-dextrinasa y glucoamilasa, dando como producto una mezcla de maltosa y glucosa. El jugo intestinal es el encargado de hidrolizar a los disacáridos que son el resultado de los procesos anteriores y los convierte en monosacáridos. La sacarasa  actúa sobre la sacarosa y convierte la sacarosa en moléculas de fructosa y glucosa, la maltasa convierte la maltosa en dos moléculas de glucosa y la lactasa hidroliza lactosa para formar moléculas de galactosa y glucosa. (4), (10).

Figura1: Se muestran los órganos donde se lleva a cabo la digestión de los carbohidratos.

Absorción y transporte de carbohidratos al hígado: La absorción de nutrientes obtenidos de la digestión se lleva a cabo por las vellosidades del intestino delgado, estos nutrientes pasan al torrente sanguíneo mediante vasos sanguíneos. Los primeros en absorberse hacia los capilares sanguíneos son la hexosas (glucosa, fructosa, galactosa y manosa) luego las pentosas pero de una forma mas lenta. Este proceso no se da por difusión simple ya que ocurre en contra de gradiente de concentración por lo cual necesita de un transportador llamado “transportador activo de la glucosa” y requiere de Na+ para un óptimo funcionamiento. (10)
Metabolismo de los carbohidratos en el hígado: Para que se de este proceso las hexosas como fructosa o galactosa son previamente convertidas en glucosa mediante enzimas isomerasas. Este es un proceso muy importante ya que es el hígado el encargado de convertir la glucosa en glucógeno un compuesto energético almacenado como glucógeno hepático. Esta transformación se da mediante un proceso metabólico de síntesis denominado glucogénesis, donde los monosacáridos provenientes del intestino son absorbidos por células hepáticas y da inicio el proceso; cuando este glucógeno hepático puede ser transformado nuevamente en glucosa mediante otro proceso metabólico denominado glucogenólisis.


Figura 2: Proceso completo de glucogénesis, glucosa convertida en glucógeno.

Figura 3: Proceso de glucogenólisis, glucógeno convertido en glucosa.

Metabolismo de los carbohidratos en la célula: Se da en las células en condiciones aerobias  mediante un proceso llamado Glucólisis. Los carbohidratos específicamente las hexosas son transformadas en glucosa para que se produzca este metabolismo; la glucosa sufre diferentes reacciones y conforme estas ocurren se produce una molécula rico energética denominada ATP, después de este proceso se da otro llamado respiración celular, el cual se divide en tres partes ciclo de Krebs, transporte electrónico y fosforilación oxidativa, en los cuales se producen también moléculas energéticas; es por esto que se dice que los carbohidratos son la principal fuente de energía para el organismo. (10)


Figura 4: Proceso de glucólisis, inicio del metabolismo de los carbohidratos.

Absorción de los carbohidratos de la dieta: Hay dos tipos de carbohidratos, los de absorción lenta y los de absorción rápida, esta diferencia se debe a la cantidad de fibra o de grasas que contengan y la manipulación que hayan recibido. Los carbohidratos de absorción rápida están compuestos por fructosa, dextrosa o glucosa; algunos alimentos con este tipo de carbohidratos son: la miel, el azúcar, los zumos de frutas, las harinas refinadas como los panes y los dulces y frutas enteras. Por otra parte los carbohidratos de absorción lenta están compuestos por moléculas más complejas, por lo que necesitan ser convertidos en azucares simples; los alimentos con carbohidratos de absorción lenta incluyen almidón, glucógeno y celulosa. Algunos alimentos ricos con estos carbohidratos son: cereales integrales, legumbres, hortalizas, algunos frutos rojos como fresas o cerezas. (11)


Figura 5: alimentos que contienen carbohidratos de absorción rápida.


Figura 6: alimentos que contienen carbohidratos de absorción lenta.

2 comentarios:

  1. Muy buenísima información! me gusta la forma tan sencilla en que está explicado :)

    ResponderEliminar
  2. Excelente. ¿puedo usarla en una explicacion a mi famlia de como funciona la digestion?

    ResponderEliminar