miércoles, 30 de marzo de 2011

Efectos negativos y positivos sobre el consumo de carbohidratos.

Jiménez-Quintana Tania

Los carbohidratos son la principal fuente de energía para el organismo, además, el consumo de estos trae consigo una serie de ventajas para el cuerpo, sin embargo, algunas enfermedades o trastornos están relacionados con la ingesta excesiva de los carbohidratos, no obstante, un deficiente consumo de carbohidratos puede ser también perjudicial para la salud.
 
Existen muchas enfermedades ligadas al consumo elevado de carbohidratos , sin embargo, no son causadas por este exceso pero si tiene gran influencia; por ejemplo la obesidad está relacionada con el desarrollo que posea cada país, o si este se encuentra en vías de desarrollo, ya que cuanto mas poder de adquisición posean las personas se aumentará el consumo de comidas desbalanceadas o poco saludables, sin embargo, los factores genéticos y ambientales desempeñan un importante papel en la determinación de la propensión a la obesidad en individuos o poblaciones. Se cree además que la falta de actividad física contribuye a las tasas de aumento de obesidad observadas en muchos países, y puede constituir un factor de riesgo con el cuál se dará posiblemente un incremento en la obesidad de la población.
Loa alimentos con un elevado contenido de carbohidratos proporcionan saciedad a corto plazo por lo cual la persona los consumirá mas seguido, sin embargo no existe evidencia directa que implique a alguno de los grupos de carbohidratos en la etiología de la obesidad, no obstante, el exceso de energía en cualquiera de sus formas favorece a la acumulación de grasa corporal, ya que está no es utilizada o “quemada” en la misma proporción a la que se consume. (14)


Figura 1: Personas con obesidad, posiblemente por consumir una dieta rica en carbohidratos, y no realizar ejercicio.

Las enfermedades cardiovasculares se derivan de muchos factores genéticos y están asociadas al estilo de vida, que dan paso a procesos ateroscleróticos y trombóticos los cuales son las primeras manifestaciones clínicas de la enfermedad. El factor dietético puede incidir directamente sobre estos procesos o a través de los factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular; por ejemplo la obesidad, especialmente cuando la grasa se distribuye de forma centralizada, el riesgo de padecer una enfermedad coronaria se ve incrementada., esto debido a una ingesta elevada de ácidos grasos saturados. Contrario a esto, existe un aumento en las evidencias que demuestran marcado efecto protector de determinados agentes antioxidantes, por ejemplo, muchas frutas y hortalizas con alto contenido de carbohidratos. Un aumento en el consumo de carbohidratos puede ayudar a disminuir el consumo de grasa saturada, además, el consumo de cereales ricos en polisacáridos no amiláceos son protectores ante la enfermedad coronaria. Es importante que la persona con obesidad restringa la ingesta total de grasas y aumente el consumo de alimentos con alto contenido de carbohidratos como las hortalizas, frutas y cereales, y así disminuir el riesgo de las enfermedades cardiovasculares. (14)


Figura 2: Hortalizas, alimentos ricos en carbohidratos.

Existen algunas enfermedades y trastornos relacionados al metabolismo de los carbohidratos, los cuales traen consigo efectos negativos para el funcionamiento del organismo, algunos de estos trastornos son:
Enfermedad del almacenamiento de glucógeno.
Trastornos del metabolismo de la fructosa.
Trastorno del metabolismo de la galactosa.
Otros trastornos de la absorción intestinal de carbohidratos.
Trastornos del metabolismo del piruvato y de la gluconeogénesis.
Otros trastornos especificados del metabolismo de los carbohidratos.
Trastorno del metabolismo de los carbohidratos, no especificado. (13)

Los carbohidratos como fuente de energía deben ser ingeridos regularmente, de lo contrario el organismo no obtendrá los nutrientes necesarios para un correcto funcionamiento y desarrollo del cerebro, sistema nervioso y todos los órganos vitales.
Si no se consumen cantidades adecuadas de carbohidratos puede darse una desnutrición, el cuerpo intenta conseguir la energía  de los órganos “menos importantes” como el musculo y luego de los “mas importantes”, por lo que la persona empieza a perder a energía, siente cansancio y  pierde el apetito, luego comenzará la perdida de masa corporal, y los órganos empezarán a fallar. Es por esto que es de suma importancia consumir una dieta balanceada que contenga carbohidratos para el correcto funcionamiento del organismo. (12)

1 comentario: